Porqué donar nuestra fortuna ha sido lo más gratificante que hemos hecho

En 1993, Bill y Melinda Gates, entonces novios, dieron un paseo en una playa en Zanzíbar, y tomaron una decisión audaz sobre cómo harían para asegurarse de que su fortuna proveniente de Microsoft regresara nuevamente a la sociedad. En una conversación con Chris Anderson, la pareja habla sobre su trabajo en la Fundación Bill y Melinda Gates, así como sobre su matrimonio, sus hijos, sus fracasos y la satisfacción de donar la mayor parte de su riqueza.

[yt4wp-video video_id=”wycoEbgLwYM”]

Deja un comentario