¿Por qué el mercadólogo tiene el ego tan grande? | Dios vs Mercadólogo

Hace unos días estaba viendo un fragmento de una conferencia de Jurgen Klaric y me encontré con una parte en la que dice:

“Nunca conocí un bueno pa´marketing que no tenga un ego grandote”

Al escucharlo me dio mucha risa y me recordó algunos comentarios que he escuchado a lo largo de mi carrera y vida profesional que hacen mención a que el mercadólogo tiene un ego un poco elevado. Ante estos comentarios me di a la tarea de reflexionar si eran coincidencias o realmente proyectamos eso.

En primer instancia pensé que era algo que salía de la escuela, deben saber que semanas antes de iniciar Marketiin y la Comunidad Soy Mercadólogo pasaron en mi vida algunos sucesos interesantes y yo me encontraba extrañamente rodeado de estudiantes de medicina y puedo decir que fui testigo de cómo desde la escuela fomentan un valor de orgullo de ser médico. Esto me hizo preguntar si el ego del mercadólogo tenía un origen similar, si nos lo inculcaban, pero en retrospectiva, yo no recuerdo que este ego haya sido de siempre, es algo reciente, pues nuestra profesión no deja de ser jóven y en mis días de estudio si algo faltaba era sentido de pertenencia a la carrera.

Entonces descarté esta teoría pero mi pregunta seguía siendo, ¿por qué tenemos el ego tan grande? ¿por qué? —hace 3 años el día del mercadólogo ni siquiera  existía, fue algo que promovimos en Marketiin en 2013 y logramos que se volviera una realidad tras 1 año de trabajo, ahora es conocido dentro del gremio que el 19 de mayo es nuestra fiesta. En Marketiin también vimos crecer y hacerse popular conceptos como “Deja tu lo guapo soy mercadólogo” o “Sin mercadólogos no hay paraíso” que de cierta manera dieron los primeros indicios de ser una profesión con un alto grado de estima. Pensé que había dado con el clavo, más de 3 años fomentando el orgullo a la profesión habían tenido este efecto, “Nosotros lo provocamos” dije, pero de pronto me di cuenta que eso había sonado muy egolatra. Digo, si hemos trabajado mucho para que todos los estudiantes de mercadotecnia tengan un sentido de pertenencia pero no podríamos adjudicarnos todo el mérito.

Tuve un debate interno, una parte de mi decia que si era provocado y otra parte decía que era natural. Parecía que había llegado a un bucle pero de la nada surgió la epifania que había estado buscando y supe porqué los mercadólogos tenemos este ego. Es por que en similitud con otras carreras como diseño, arquitectura, ingeniería tenemos el talento de CREAR. No estamos limitados a lo que un libro dice o a lo que las leyes de la naturaleza dictan. Somos innovadores y creativos, con el don de construir algo nuevo, y no me refiero a algo tangible, sino a conceptos, ideas, comportamientos, hábitos. ¿Quién más tiene ese talento? ¿Quién más tiene la habilidad de crear? Pues Dios.

Ahí hice una breve reflexión y entendí porqué tenemos el ego tan grande, es porque en cierta medida tenemos rasgos divinos propios de una deidad. <- Que ególatra sonó esto. Pero antes de que se les ericen las plumas o se pongan irritables, veamos algunas de estas características.

Creación.  “Creador de todas las cosas”

El mercadólogo es un innovador por naturaleza, es por eso que tenemos el don de la creación. Tenemos esa habilidad y talento de hacer cosas nuevas, cosas que la gente a veces ni siquiera sabía que quería hasta que las ve. No solo hablamos de productos tangibles sino de servicios, comportamientos, hábitos. Y antes de que los “haters” aparezcan, no estamos hablando de crear necesidades, estamos hablando de crear productos, servicios o ideas, de todo eso que es tan palpable como las campañas que realizamos, las estrategias que planeamos, las soluciones que ideamos y los conceptos que materializamos.

Quizás hoy en día hay titulos como el de Lic. en Mercadotecnia que de cierto modo te da el estatus de “mercadólogo”, pero pensando en todos aquellas personas que debido a su experiencia, actividad o aptitudes son considerados mercadólogos, puedo asegurar que mucho de todo lo que se ha creado, en mayor o menor medida, tuvo el impulso de un mercadólogo de oficio. Piensen en figuras como Henry Ford, Steve Jobs, John D. Rockefeller, Larry Page, Mark Zuckerberg, Elon Musk, todos ellos fueron impulsados por ese sentido de la innovación y crearon empresas y modelos de negocio que hoy en día usan los libros de mercadotecnia como ejemplo. Quizás no les tomó 7 días, pero el mundo se reinventó gracias a estos personajes.

Omnipotencia. “El todopoderoso”

¿Alguna vez escucharon sobre “el poder de la mercadotecnia”? Son increíbles las cosas que suceden alrededor del mundo como efecto del marketing. Acabamos de ver cómo el SuperBowl, uno de los eventos más importantes para la publicidad, acaparó la atención de cientos de miles de personas alrededor del globo. Podemos ver el mismo efecto en los Juegos Olímpicos y el Mundial de Fútbol. Se imaginan qué pasaría si de repente todo esfuerzo de mercadotecnia se retirará de estos eventos. Simplemente no sería lo que son, pues mucho del dinero que se invierte para la competencia deportiva viene de estrategías de mercadotecnia y publicidad.  Imaginen por un momento que no está permitida la inserción de publicidad de ningún tipo en el estadio, ni en la transmisión ni en nada, ¿Cómo cadena de televisón pagarías nómina, equipo y viáticos por algo que no vas a poder vender? Aquí es donde vemos el gran poder que la mercadotecnia  que es capaz de juntar a varios países en una fiesta deportiva.

Lo vemos en el mundo real y lo vemos en el mundo digital, la gente se indigna, se ilusiona, opina, se une a una causa,  cambia su comportamiento o parte de su ideología por lo que ve en la red. Incluso somos testigos de como las empresas aprovechan este poder mediante el crowdfunding logrando que las asociaciones y startups se financien de una manera que no podrían lograr por otos medios. Sin duda, mucho poder.

1000x746xshutterstock_111473945.jpg,q6ec616.pagespeed.ic.aXjr69dlBu

Omnisciencia. “Todo lo sabe”

Todos aquellos coincidirán conmigo que nuestra carrera lleva muchas materias que están relacionadas con otras profesiones. En mi caso llevé matemáticas, informática, redacción, diseño, comunicación, inglés, incluso derecho y más de una ocasión mis maestros me dijeron que teníamos que ser todólogos ¿Les pasó lo mismo? seguramente sí.  Ahora con los medios digitales y la era de la información nos ha facilitado más esta parte de estar bien informados, y es que como mercadólogos tenemos la obligación de estar al pendiente de todo nuestro contexto porque de un día para otro nuestro negocio se puede ver afectado por un avance tecnologíco o nuestros procesos se pueden volver obsoletos. De cierto modo, necesitamos saber todo lo que pasa en nuestra empresa, en nuestro mercado y en nuestra competencia para así actuar ante las amenazas y oportunidades que se nos presenten. Así que sí… tenemos que “saberlo todo”. Quizás Dios pueda verlo todo en el momento que lo quiere, pero nosotros tenemos internet lo cual es bastante similar.

Omnipresencia. “En todos los lugares al mismo tiempo”

Como mercadólogo tu marca debe estar presente en todos lados, lo que te obliga de uno u otro modo a estarlo tú también. Si alguna vez han planeado una campaña integral, que involucra medios masivos, medios BTL y medios digitales estarán de acuerdo que uno tiene que avocar a la omnipresencia y estar al tanto de todo. Ahora, no solo se trata de estarlo en actividades mercadotecnia, en mi actual trabajo (Izzi / Televisa Telecom) tenemos muchas áreas en las que hay que involucrarse a diario como la de operaciones, ventas, área técnica, mesa de control, atención al cliente, contabilidad entre otras. Es menestér del mercadólogo estar en todos los lugares de la empresa,  al pendiente de lo que los demás departamentos necesiten, pues al final puede impactar a tu estrategia o a tu producto.

La mercadotecnia no puede ser un trabajo de escritorio, hay que salir, conocer, involucrarse con todos los aspectos de tu negocio o de la empresa en la que trabajas, dentro y fuera, en resumen, hay que estar en todos los lugares.

Ahora, es natural que al compararnos con Dios nuestras plumas se levanten y quizás por eso tenemos el ego tan alto (o quizás no) y aunque es cierto que compartimos de cierto modo estas características divinas, debo decirles que aún carecemos algunas otras.

Perfección

Una vez escuché que el ser humano no es perfecto pero es perfectible, ¿a qué se refiere? Bueno a que es susceptible al perfeccionamiento. En este sentido, el ser mercadólogo también es perfectible. No solo a su actuar sino a su crear. La perfección en la mercadotecnia puede equipararse con la calidad. En México aún no está muy bien entendida esa parte, tanto en marketing de servicios como en marketing de productos pareciera que estamos 10 años atrás del mundo. Aún se ven empresas más preocupadas por vender su producto que por mejorarlo, ¿les digo algo? Si la gente mejorara su producto, este se vendería mejor y sus gastos por promocionarlo se podrían reducir pues la gente lo recomendaría. Cuando en Marketiin asesoramos empresas lo primero que nos dicen es “quiero vender más”, por nosotros no hay problema, de hecho uno de los objetivos primordiales de la agencia es el desarrollo empresarial donde buscamos hacer mejores a los negocios con el objetivo de que crezcan,  pero esto está amarrado con la atención y la calidad. Si tu producto es bueno, podemos hacerlo mejor mientras lo seguimos vendiendo, pero si tu producto es malo primero tenemos que mejorarlo.  Piensa en estas marcas: Apple, Coca Cola, Mary Kay, Cinépolis, Toyota, Waltmart, Heineken, ahora imagina otra del mismo giro ¿cuál elegirias?. Quizás en la mayoria de las opciones escogiste las que yo te mencioné. ¿Por qué sucede eso? Así pasa con los buenos productos y servicios, la gente elegirá siempre a esos a los que se le invierte calidad, si el tuyo no es perfecto, recuerda que puede ser perfectible.

Justicia infinita

Según Wikipedia, la justicia es “principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde” y en mercadotecnia lo podríamos aplicarlo a nuestra ética. ¿Ejercemos respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde? ¿Cuando tu empresa o negocio vende su producto o sevicio tienes la certeza de que el cliente obtiene lo que necesita? Si tu competencia vende más que tú porque su producto es mejor ¿es justo?.

Pues “justo” eso es algo que a veces no ven las empresas, quieren “vender más” pero no se preocupan por su calidad. Nosotros tenemos que ser esa parte de equilibrio donde les hagamos entender y los sensibilicemos a que en un mundo lleno de competencia si no mejoras estás destinado al fracaso, y cualquier mercadólogo que diga que esa no es su chamba se equivoca, pues mercadotecnia debe velar por el desarrollo de sus productos y servicios.

Veracidad infinita

Dios no miente, sin embargo nuestra profesión ha sido catalogada como un gremio de mentirososos y manipuladores que solo buscan vender a costa de lo que sea. Lo sé, pagamos justos por pecadores. Esta etiqueta quizás ha restado un poco de credibilidad y confiabilidad a muchas empresas o marcas. Dime algo… ¿Confías en el lema “El internet más rápido”?  ¿”El verdadero arrancagrasas”? ¿”Blancos más blancos”? ¿”Pagos chiquitos”?. Qué hay de las prácticas comerciales, ¿crees en esos bancos que te dicen que estás protegido contra todo por solo $89 al mes? ¿Crees en el “Satisfacción garantizada o te devolvemos tu dinero”? ¿Crees en que tu llamada es importante y te están atendiendo? ¿En la”Garantía de por vida”? Los contratos ¿”Sin plazos forzosos?”. No mencioné ninguna marca pero les apuesto que a estas frases ustedes les pusieron un nombre y un logo. Eso pasa cuando “haces fama y te echas a dormir”.

¿Genial?

Cómo podrás ver, tenemos el potencial para cambiar el mundo pero parafraseando a Odin, esto es como recibir el martillo de Thor

“Se te confió el poderoso martillo Mjolnir conocimiento del Marketing, forjado en el corazón de una estrella economía agonizante capitalista, su poder no tiene igual, como un arma para destruir o herramienta para construir”

 Es por eso que así cómo logramos que se celebrara el día del mercadólogo el 19 de mayo, Marketiin les hace la invitación a sumarse al 26 de Octubre, una fecha en la que promoveremos y fomentaremos El ejercicio ético de la mercadotecnia. Haremos toda una campaña integral con charlas, webinars, talleres, conferencias y artículos sobre cómo podemos ejercer mejor nuestra profesión y dejar atrás el estereotipo de que “solo es vender”, porque quizás ya lo olvidaron, pero parte del eje de la mercadotecnia nace de la satisfacción de necesidades pero tambien de la solución de problemas. Tenemos muchos problemas, y como mercadólogos nos han dando el poder de la influencia, el de generar nuevos comportamientos y adpotar ideas, entonces úsemoslo para bien. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Pueden seguirnos en nuestra fan page, en nuestro grupo, en nuestra página y no olviden bajar nuestra App para iOS y la versión para Android.

En lo que respecta a mi, me pueden seguir en mi perfil de Facebook o pueden ponerse en contacto al correo alejandro@soymercadologo.com y recuerden que el 26 de Octubre será el día del “Ejercicio Ético de la Mercadotecnia”

1024X500

Deja un comentario